Mis máscaras de pestañas favoritas del momento


Desde hace tiempo tenía en mente hacer un post para hablaros sobre mis máscaras de pestañas favoritas ya que muchas veces me pedís que os recomiende alguna que funcione bien. El caso es que no siempre es fácil hacer una recomendación acertada puesto que cada una de nosotras tenemos diferentes tipos de pestañas, y también distintos gustos en cuanto al resultado final (aquí me refiero que algunas preferimos un efecto más intenso, y otras en cambio buscan algo más natural). Así que he pensado que sería mejor hacer un post en el que contaros cuáles son las máscaras de pestañas que a mí mejor me funcionan, y que seáis vosotras las que decidáis si alguna de estas cuatro que mencionaré se ajusta a vuestras necesidades.


Antes de empezar a hablaros sobre cada una de las máscaras tenéis que saber que mis pestañas no son ni muy cortas, ni muy largas. Me gustaría que tuvieran un poco más de espesor natural, pero tampoco me quejo. No son muy rectas y para que se queden curvadas, si uso el cepillo adecuado no necesito recurrir al rizador. Otro aspecto que considero importante mencionar, aunque ya lo he comentado en el blog, pero quizá si sois nuevas no lo sabéis, es que soy usuaria de lentes de contacto, y más concretamente uso las lentillas de Acuvue. Además, tengo los ojos muy sensibles, algo que me condiciona en cierto modo a la hora de elegir máscara de pestañas ya que algunas me irritan los ojos. Dicho esto, pasamos a la parte más interesante.


Roller Lash de Benefit. 

Durante años fui fiel a la archiconocida They're Real!. Incluso en un primer momento, cuando Benefit lanzó Roller Lash y la probé no consiguió desbancar mi adorada They're Real!, pero con el tiempo y el uso mi opinión ha cambiado y, hoy por hoy, si tengo que elegir entre las dos, me quedo sin duda con Roller Lash. Su cepillo me resulta muy cómodo en cuanto al tamaño: no es ni muy grande ni muy pequeño. Gracias a su forma, la distribución de las púas de silicona por las que está formado y su diferente longitud, consigo llegar sin dificultad hasta las pestañas más cortas y también maquillar las pestañas inferiores sin mancharme el párpado inferior.

Otra característica que ha hecho que Roller Lash sea una de mis máscaras favoritas del momento es su fórmula. Para mi gusto tiene la consistencia ideal, ni muy líquida ni muy espesa. Está enriquecida con provitamina B5 que cuida y acondiciona las pestañas, y hace que no se noten tan rígidas, sino que queden flexibles. El reclamo principal de esta máscara es que deja las pestañas curvadas, sin necesidad de usar rizador y en mi caso lo cumple a la perfección, pero no sólo esto, sino que las separa, define, y en general deja una mirada muy abierta y bonita. En cuanto a la duración, aguanta todo el día sin que deje residuo en la ojera y a la hora de desmaquillarla, con un desmaquillante bifásico se retira fácilmente.


Mascara Supra Volume de Clarins.

Esta máscara de pestañas fue uno de mis descubrimientos de 2016 y desde entonces siempre que se acaba, la repongo. Con deciros esto, os podéis imaginar lo mucho que me gusta. No me voy a extender mucho hablándoos detalladamente sobre esta máscara, porque ya lo he hecho en otras ocasiones, pero os haré un pequeño resumen de sus puntos fuertes que han hecho que Mascara Supra Volume esté entre mis favoritas.

El primero de ellos es su fórmula, ya que no se trata de un producto de maquillaje, sino también de tratamiento. Contiene un complejo exclusivo que potencia el volumen natural de las pestañas. Este efecto no se nota si se utiliza esporádicamente, pero si sois constantes sí que se aprecia con el tiempo. Por otro lado, como máscara de pestañas al uso digamos, es fantástica porque aporta muchísimo volumen, define muy bien, y levanta las pestañas, dejándolas de un color negro muy intenso, sin hacer grumos, ni apelmazarlas. Su duración es muy buena, y se desmaquilla fácilmente.


Hypnôse de Lancôme.

Otra máscara de pestañas que se ha convertido en un imprescindible en mi neceser. La probé hace muchos años ya, incluso antes de tener el blog, y a pesar de que la marca ha lanzado diferentes versiones como Hypnôse Drama o Doll Eyes que me han gustado mucho, la versión original sigue siendo mi preferida después de tantos años. Incluso ahora que me paro a pensarlo, yo diría que es mi máscara favorita de todas las que tiene Lancôme.

En el post que le dediqué por su décimo aniversario os expliqué qué la hace tan especial para mí, pero en unas pocas palabras se resume a pestañas con mucho volumen, largas, definidas y curvadas. No la uso a diario, ni tampoco es la máscara de pestañas a la que recurro si busco un efecto un poco más natural, pero sí es mi elegida cuando quiero mi mirada capte toda la atención. La única pega que le encuentro es que nada más abrirla, para mi gusto, es demasiado líquida, pero es algo al que no doy mucha importancia porque después de unos pocos usos, adquiere la consistencia ideal.


Perversion de Urban Decay.

Seguramente no os sorprenderá mucho ver esta máscara de pestañas entre mis favoritas, y es que su fama es de lo más merecida. Igual que las otras máscaras que he mencionado en este post, ésta me gusta por varios motivos y la encuentro de lo más completa. Su fórmula, su cepillo, el resultado que se consigue con ella, así como su duración, han hecho que esta máscara tenga un hueco fijo en mi neceser.

De todas las anteriormente mencionadas, ésta es quizás la que utilizo con menos frecuencia pero también es cierto que es mi apuesta segura cuando quiero verme con las pestañas más largas, intensamente negras, y con mucho volumen, sin que parezca un look demasiado dramático y exagerado. No da mucha curvatura a mis pestañas, pero sí las riza un poco, y lo mejor es que este efecto se mantiene intacto durante todo el día.

Y hasta aquí con el post de mis máscaras de pestañas favoritas del momento. Naturalmente, tengo otras que uso y/o he usado en algún momento que también me gustan mucho. No penséis que ha sido fácil elegir sólo estas cuatro. Para hacerlo he tenido que hacerme una pregunta: ¿de todas las que tengo ahora mismo (de ahí la coletilla "del momento" en el título del post), cuáles son aquellas de las que no podría prescindir? La respuesta ya la conocéis.

Si os animáis a dejarme un comentario, me encantaría conocer cuáles son vuestras favoritas, y si habéis probado alguna de estas cuatro, qué os han parecido.

2 comentarios

  1. Hola, wapa!

    No podía dejar de comentar este post con lo que me encantan a mí las máscaras de pestañas :) La de Benefit la probé porque venía en una revista (¿Glamour?) y sin duda ¡una maravilla! Coincido contigo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!