Piel perfecta con Dreamskin Perfect Skin Cushion de Dior


En mi último post os adelantaba que durante los últimos dos meses había estado utilizando (y lo sigo haciendo casi a diario) un producto del que estoy absolutamente enamorada, un cosmético que me conquistó desde el primer momento, y que se ha convertido en imprescindible en mi neceser. Se trata de uno de los últimos lanzamientos de Dior, el perfeccionador de piel Dreamskin Perfect Skin Cushion.

Y digo "perfeccionador" porque es justo lo que hace este producto. Contrariamente a lo que puede parecer, Dreamskin Perfect Skin Cushion no es simplemente una base de maquillaje en formato cushion, que tan de moda se ha puesto últimamente. No, es mucho más.



Estamos ante un producto que es capaz de proporcionarnos una piel de ensueño en un solo gesto. Pequeñas rojeces, poros dilatados, finas líneas de expresión, todo esto queda borrado como por arte de magia con tan sólo unos toques con la esponja que incorpora el envase. La textura del producto se funde completamente con la piel dejándola luminosa, y con un aspecto natural muy bonito.

Pero esto no es lo único que Dreamskin Perfect Skin Cushion hace por nuestra piel. Su fórmula cuenta con dos principios activos de origen natural (la longoza y la opilia) que poseen propiedades anti-edad que nos ayudan a luchar contra las manchas, las arrugas, y la pérdida de luminosidad. La longoza es conocida por sus propiedades regeneradoras, y por otro lado, la opilia es considerada como un ingrediente estrella cuando se trata de perfeccionar la piel.


Y por último, aunque no menos importante, cabe destacar que Dreamskin Perfect Skin Cushion tiene SPF 50 y protección alta contra los rayos UVA (PA +++), que ya sabéis que son los responsables del envejecimiento prematuro de la piel.

Como podéis ver, se trata de un producto muy completo y muy versátil, que además se presenta en un cómodo formato, y es que al menos a mí, el formato cushion me encanta, sea para base de maquillaje, corrector, colorete, iluminador, etc.

Dreamskin Perfect Skin Cushion está disponible en tres tonos, que pueden parecer escasos, pero en realidad el producto apenas proporciona color y se adapta muy bien a nuestro tono de piel. Su precio es de 83€ con la recarga incluida, y 43€ la recarga sola.


Yo llevo utilizando Dreamskin Perfect Skin Cushion desde principios de julio y no puedo estar más contenta con él. De hecho, siempre lo llevo en mi bolso por si tengo que retocarme. También me acompañó en los viajes que hice este verano. Al ser en formato cushion es muy cómodo de transportar, y no ocupa casi nada. Cuando tengo prisa, o no me apetece maquillarme, lo uso a modo de base. Deja un aspecto muy natural, como si no lleváramos nada, pero a la vez la piel se ve muy bonita. También funciona muy bien como prebase. He notado que el maquillaje que aplico encima se extiende y funde mejor con la piel, y por lo tanto el resultado final es mucho más pulido y natural.

Otro uso que le estoy dando mucho durante este verano es como protector solar para el rostro. Tiene un SPF muy alto y PA+++, y me lo puedo reaplicar siempre que lo necesite. Incluso cuando me fui de vacaciones durante dos semanas, para aligerar el equipaje, no me llevé crema hidratante. Cogí sólo mi adorado Dreamskin Perfect Skin Cushion, y me lo aplicaba como último paso de mi rutina diurna de cuidados faciales. No proporciona tanta hidratación como una crema, pero para momentos puntuales, y según el tipo de piel, claro, nos puede servir.

En definitiva, para mí este lanzamiento de Dior ha sido todo un descubrimiento, y después de haber leído mi post seguro que entenderéis el por qué.

¿Vosotras habéis probado Dreamskin Perfect Skin Cushion? ¿Qué os parece este producto?

4 comentarios

  1. Me parece un productazo, sobre todo de cara al verano, y como dices, perfecto para el bolso! :)

    ResponderEliminar
  2. Tiene pintaza, pero su precio es excesivo

    ResponderEliminar
  3. Había oido hablar ya de él maravillas. Quiero probarlo, a ver si me animo y bajo al centro de mi ciudad.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!