miércoles, 14 de noviembre de 2012

Consejos para unas cejas perfectas con Tweezerman

Ya os he hablado en varias ocasiones de lo importante que es  mantener cuidadas y bien depiladas nuestras cejas. Y es que si están bien diseñadas, pueden cambiar por completo la expresión del rostro. Lo malo es que dar con la forma que más nos favorezca no es nada fácil. Por eso, yo os  aconsejaría que fuérais a un especialista que os haga un diseño personalizado. En este sentido os recomiendo los Brows Bar de Benefit porque ahí siempre han conseguido darme una forma muy bonita a las cejas. 

De todas formas, si no tenéis oportunidad de acercaros a un Brows Bar, podéis conseguir unas cejas perfectas vosotras mismas siguiendo unas sencillas pautas.

El primer paso para tener unas cejas perfectas, y que yo considero muy importante, es hacerse con unas pinzas de calidad. Os puedo asegurar que se nota mucho la diferencia. Yo soy fan incondicional de Tweezerman. Son muy precisas,  cómodas de utilizar, y permiten coger hasta los pelillos más cortos, por no hablar de sus atractivos diseños, ediciones limitadas, etc. Y si las cuidáis bien, os van a durar muchos años. Las otras herramientas que necesitaríamos serían unas tijeras, un cepillo, y por supuesto, un espejo.


Una vez que tengáis las herramientas adecuadas, sólo tenéis que seguir unos sencillos pasos. Según nos enseñaron en el taller de cejas con Tweezerman al que asistí hace unas semanas lo primero que hay que hacer es peinar las cejas hacia arriba con un cepillo en espiral y recortar los pelitos que sobresalgan. Os recomiendo que utilicéis unas tijeras especiales, como las de Tweezerman. Son comodísimas y muy precisas. Luego repetimos la operación peinando las cejas hacia abajo.

El siguiente paso sería dar forma a las cejas. Para no equivocarnos existen unas reglas básicas, que luego tendríamos que adaptar a la forma de nuestro rostro: 1. El inicio de la ceja tiene que coincidir con la línea que empieza desde la aleta de la nariz y pasa por el lagrimal. Os podéis ayudar con un lápiz o palito de naranjo. 2. El punto más alto de la ceja lo encontraréis poniendo el lápiz en el lateral de la nariz hasta la parte más externa del iris. Cuando marcáis este punto es importantísimo que miréis de frente. 3. Por último, la ceja tiene que finalizar donde acaba la línea que os marcará el lápiz si lo colocáis en la aleta de la nariz hasta el ángulo exterior del ojo.


En el taller de cejas con Tweezerman también nos dieron unos tips que tenemos que tener en cuenta si queremos que nuestas cejas armonicen con la forma de nuestro rostro.

  • Rostro redondo: a este tipo de rostro quedan muy bien unas cejas ascendentes que estilicen el óvalo facial y den más altura al rostro.

  • Rostro alargado: se vería muy favorecido con unas cejas rectas y horizontales ya que hacen que la cara se acorte y se vea más ovalada

  • Rostro cuadrado: para levantar la mirada y hacer que las mandíbulas sean menos marcadas, nada como unas cejas en triángulo.

  • Rostro ovalado: si tenéis este tipo de rostro, casi cualquier forma de cejas os quedaría bien, pero si optáis por un ángulo suave, os veréis aún más favorecidas.

  • Rostro corazón: unas cejas delgadas, cortas, y suavemente redondeadas hacen que la frente parezca más corta y la barbilla más estrecha.

A la hora de depilar las cejas, hay que agarrar el pelillo desde la raíz para evitar roturas. En este sentido, desde que utilizo las pinzas de Tweezerman, no he vuelto a tener ningún problema. También es importante eliminar los pelitos uno a uno. Se tarda más, pero se evitan errores que luego es complicado corregir.


Y por último, para conseguir unas cejas perfectas, los expertos de Tweezerman nos recomiendan peinar las cejas y fijarlas con un gel fijador para mantener la forma y domar los pelitos más rebeldes. Podemos dar luminosidad a la mirada y "levantar" la ceja aplicando iluminador en el arco de la ceja. Y para dar profundidad a la mirada, nos aconsejan rizar las pestañas, y después de aplicar la máscara de pestañas, utilizar un peine de unas púas muy finas, como por ejemplo, el que os enseño en la foto. Yo estoy encantada con él. Elimina los grumos que dejan algunas máscaras, y separa y define las pestañas. Además, es muy práctico para llevarlo en el neceser.

Espero haberme explicado bien y que este post os sea útil. 

Por cierto, ¿vosotras qué truquitos tenéis para haceros el diseño de cejas?

10 comentarios:

  1. Me ha encantado tu post! El tema cejas me encanta!Yo voy cada 3 meses al bar de cejas de Benefit y me encanta como me las dejan.
    Te dejo mi blog por si te quieres pasar, hace poco que estoy en esto! Besos
    http://mintcandyapple99.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. El espejo tiene que estar bien! besos

    ResponderEliminar
  3. mis cejas son un mundo aparte, no me crece el pelo por donde debiera jaja me gustaría ir a un bar de cejas para que me las definan y mantenerlas, pero el más cercano está a una hora :/

    ResponderEliminar
  4. Aquí otra fan más de las pinzas, y pensar que antes decía "seguro que no son para tanto" y ahora no me gustan otras.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Siempre me ha parecido una zona olvidada, pero ahora al adentrarme más en el mundo del maquillaje creo que unas cejas perfectas son el principio de un rostro perfecto y un maquillaje bonito. Un besito

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho la entrada de hoy! No he probado estas pinzas, pero con los consejos que das y los instrumentos que nos propones.. me haré con el kit completo, porque no me aclaro con mis cejas!!

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  7. las cejas son super importantes y llevarlas cuidadas mejora muchisimo nuestras facciones.
    besos!
    Esther

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!